Visitar Málaga en un día

Visitar Málaga en un día

Aunque un día puede parecer muy poco tiempo para visitar una ciudad como Málaga, si no disponemos de más tiempo y deseamos realizar una escapada a esta ciudad andaluza deberemos tener en cuenta cuáles son sus lugares más emblemáticos y sus principales atractivos turísticos para no perdérnoslos durante nuestra corta estancia.

Una visita a Málaga sin duda debería empezar por “la Manquita“. Se trata de la Catedral de la ciudad, y recibe este nombre puesto que sólo cuenta con una torre, ya que la otra nunca se construyó. La segunda visita imprescindible es la Alcazaba. Rodeado por unos bonitos naranjos y muchas flores, este monumento está compuesto por la zona de palacio, la fortaleza militar y la zona por la que se accede, así que su visita puede ser realmente interesante.

El Castillo de Gibralfaro también debería ser de visita obligatoria pues desde é podrás observar unas bonitas vistas de la ciudad y de toda la costa de Málaga. Para llegar hasta allí podrás hacerlo a través de un pasillo hacia arriba que sube por el monte, pero quizá lo mejor será tomar el autobús. El teatro romano y el tradicional paseo por el centro histórico también deberían estar presentes en tu visita. Aquí, no deberías dejar de visitar el pasaje de las chinitas. Se trata de una calle con forma de cruz dónde estaba ubicado el Café de las Chinitas, origen de la obra del escritor García Lorca.

El mercado de Atarazanas también merece una visita, pues además de admirar su riqueza arquitectónica, podrás comprar todo lo que te apetezca, incluyendo las típicas almendras fritas malagueñas, que harán las delicias de todo el que las pruebe. Y si pasas por la plaza de la Merced, no dejes de tomarte una foto con la estatua de Picasso.

El paseo del parque, con distintos estilos arquitectónicos y multitud de palmeras es también un lugar interesante para pasear, al igual que tampoco deberías marcharte de la ciudad sin visitar los muelles de la ciudad: uno con la zona comercial y el otro, denominado “palmeral de las sorpresas” desde donde podrás disfrutar de unas espectaculares puestas de sol. Aquí, dirigiéndonos al otro lado del muelle encontraremos uno de los símbolos de la ciudad malagueña: la farola.

Se trata de uno de los dos faros “femeninos” que existen en España y aunque no se sabe con seguridad de dónde viene su denominación, se dice que ésta proviene de sus formas algo más curvas que las de un faro, que recuerdan a una mujer. Visitar Málaga en 24 horas es posible y podrás comprobarlo si sigues estas indicaciones para no perderte ningún lugar especial y conseguir disfrutar de tu viaje a esta preciosa ciudad andaluza.