Sevilla en un día

Sevilla en un dia

Sevilla es una de las ciudades de España que mejor conservado presenta su caso histórico. Es por ello, que es uno de los lugares preferidos de las personas que prefieren lo antiguo y el encuentro con la historia a partir de la arquitectura.

Detallar cada lugar deslumbrante de Sevilla precisa de tiempo. Sin embargo, es posible recorrer los lugares que devienen en símbolo de esta urbe en un día, basta con crearse un itinerario que los incluya y esté bien planificado. En el presente artículo te brindamos algunas ideas útiles.

Para recorrer Sevilla lo primero que debes saber es que el eje principal de esta ciudad se entiende desde la Plaza del Duque y La Campana, atravesando las calles donde se encuentran las tiendas: Tetuán y Sierpes, hasta llegar a la Plaza Nueva y la Plaza San Francisco. Para continuar observando paisajes atractivos se puede tomar el tranvía para pasa por la Puerta de Jerez y la Catedral.

En el centro geográfico de Sevilla se encuentra el Corte Inglés, centro comercial ubicado en la Plaza del Duque. Este sitio es por lo general donde se realizan las primeras compras y donde se pueden disfrutar de numerosas ofertas. Es precisamente en el Corte Inglés donde se inicia la principal zona comercial y peatonal de Sevilla. Hablamos de las calles Sierpes y Velázquez / Tetuán, las cuales conducen hasta el Ayuntamiento.

Ayuntamiento de Sevilla

El Ayuntamiento posee a su alrededor dos plazas interesantes: la Plaza Nueva y la San Francisco. En estos sitios se puede encontrar además de información turística, valiosos mapas de la ciudad, imprescindibles para recorrer esta ciudad.

Posteriormente, puedes llegar a la Catedral, catalogada como la mayor catedral gótica y la tercera iglesia más grande del mundo. En ella se encuentra, además, el retablo de oro más grande del orbe entre otras atracciones como la tumba de Cristóbal Colón.

Para conocer qué comen los habitantes de Segovia, se recomienda acercarse hasta el Horno San Buenaventura donde se puede beber un excelente café y comer unas tostadas. En este lugar el servicio es de gran calidad y barato y ofrece exquisiteces de la repostería.

Cerca del Horno San Buenaventura, al pasar por la Catedral y la Plaza del Triunfo podrá encontrar el Real Alcázar de Sevilla y sus Jardines Reales Alcázares. Este lugar es uno de los más visita de turistas recibe, después de la Catedral, debido fundamentalmente a sus muros exteriores. Esta edificación responde a la época musulmana, siendo el palacio principal construido durante la segunda mitad del S.XIV, es decir, unos 100 años después de la reconquista cristiana.

Real Alcazar de Sevilla

El Real Alcázar de Sevilla está considerado como uno de los más dignos representantes del estilo mudéjar en España y fue construido en su mayoría por Pedro el Cruel. En esta edificación sobresalen los patios con baldosas, así como los techos.

Una vez que se adentre en los jardines, es imprescindible contemplar los Baños de Doña María Padilla, el Estanque de Mercurio, y el Muro de los grotescos.

Muchas son las opciones de las que se puede disfrutar en Sevilla durante la noche. Dentro de ellas destaca el flamenco, parte importante de la historia de la ciudad. En horas de la noche es posible disfrutar de un buen espectáculo de este tipo en el Museo del Flamenco.

Este espectáculo suele ser temprano por lo que luego podrás ir a cenar. Si deseas comer unas tapas gourmet el mejor lugar es La Azotea, pues es en este punto de la ciudad donde se encuentran las mejores.

Para despedir la noche acude a un bar donde puedas beber unos traguitos, si lo prefieres. Desde el Hotel Doña María, ubicado en la calle Remondo tendrás unas vistas excelentes.